A seis meses de vivir en Punta Arenas

A seis meses de vivir en Punta Arenas

30 septiembre, 2018 0 Por mariapastora

Ha sido un tiempo maravilloso el que he pasado viviendo en la ciudad de Punta Arenas, y sigo descubriendo cosas nuevas:

  • Ya se está terminando la temporada de neumáticos con clavos (que sirven para manejar mejor en la nieve o la escarcha… como el de la foto).
  • Acá en el 18 hacen celebraciones, en este caso en el Parque María Behety, pero los «fonderos» tienen puestos como si fueran kioskos de lata… aquí el puesto «tipo carpa» es medio impracticable por el frío y el viento (que se llevó un par de puestos la noche anterior a la inauguración de las Fiestas Patrias).
  • Para el 18 comen milcao, aparte de asado, anticuchos, empanadas y esas cosas… es que aquí hay muchos chilotes y descendientes de ellos.
  • Después del 18 ya volvieron a la normalidad las señales de tránsito que se habían cambiado en el invierno para que los autos no tengan que parar en bajada y patinar sin fin jeje.
  • Aquí las parrillas son las que están construidas de cemento o ladrillo… esas que están hechas de tambores de aceite aquí les llaman «chulengos».
  • Aquí no dicen «yo crié a mis hijos» sino que dicen «yo los crecí».
  • Llegó la primavera e igual a fines de septiembre cayó su nieve loca por ahí… aquí el tiempo «no se afirma» tan pronto.
  • El invierno sin tanta luz no fue tan terrible como pensé… ahora hay cada vez más luz y me fascina.
  • Estuve en el centro geográfico de Chile (medido desde el polo sur) y en el Fuerte Bulnes, ¡maravilloso!
  • Acá los perros son «aperrados»… nada de capitas y abrigo.
  • Amo infinitamente a mi Francisco.
  • Extraño mucho a mi gente.