Mi primera sambullida en el Estrecho de Magallanes: #Chapuzon2018

Mi primera sambullida en el Estrecho de Magallanes: #Chapuzon2018

15 julio, 2018 2 Por mariapastora

¡Vaya experiencia la del Chapuzón 2018!

Me tocó escribir mi experiencia para Diario El Pingüino, donde trabajo (publicado el 16 de julio de 2018):

“Estos magallánicos están locos (y yo también)”

Soy santiaguina (nadie es perfecto) y cuando veía las imágenes del Chapuzón por la televisión, pensaba “estos magallánicos están locos, no lo haría ni aunque me paguen”.

Pero llegué a vivir aquí y me sumergí en esta cultura rebelde que me cautivó, esa que celebra un carnaval en pleno invierno, contrariamente a todo lo esperable.

El Chapuzón es un caos envolvente. No sé si alguna vez estuve con traje de baño con 3 grados centígrados, pero la adrenalina me ayudó a olvidarlo.

El sol de ayer fue un verdadero regalo para sumergirme en el hipnótico Estrecho de Magallanes, su luz y su calor casi imperceptible, pero reconfortante, coronaron este hito inolvidable en mi vida.

Sentir la arena helada al sacarme los zapatos me adelantó que el agua estaría gélida.

Caminar con la masa al agua es lento y, en mi caso, ya venían personas de vuelta luego de haber metido el dedo, el pie, media pierna o hundirse hasta la cintura para salir rápidamente.

La entrada al agua no fue tan traumática como pensé (aunque así pareció porque gritaba de la emoción), pero la salida fue difícil porque ahí sí que me enfrié y, por un momento, no sentí mis extremidades inferiores.

Me sumergí hasta un poco más arriba de la cintura, no me atreví a más y ahora me arrepiento: luego de que dije que esta experiencia sería solo “una en la vida”, ahora quiero volver al otro año para entrar hasta los hombros (creo que si metiera la cabeza se me congelarían hasta los pensamientos).

Vivir en Magallanes ha sido todo un descubrimiento para mí, al punto de que me motivó comenzar a escribir el blog www.santiaguina.com.

Al cierre de esta edición aún no siento los dedos de mis pies.