A 40 días de vivir en Punta Arenas

A 40 días de vivir en Punta Arenas

9 mayo, 2018 0 Por mariapastora
  • Aquí no usan calcetines, usan “medias” (me imagino que heredado de Argentina, también). 🧦
  • Viviendo acá conocí a las “tijeretas”, unos bichos que son como cucarachas pequeñas pero con alas. Son una plaga y se asume que llegaron en un barco desde el exterior. No “hacen nada”, no son venenosas ni vectores pero son muy desagradables. (Corrección: Diego me dice que llegaron desde la región del Biobio).
  • Cuánto se agradecen las puertas dobles, así no entra en chiflón jeje. 🌬
  • Si se queda comida afuera del refrigerador no es una tragedia: hace tanto frío que no se echa a perder, jeje.
  • Por estos lares se estila mucho que los hijos vivan en casas o departamentos que se ubican detrás de las viviendas de los padres.
  • Morí de espanto de ver un borracho a las 9 de la mañana tirado en la vereda bajo la lluvia y sin ropa de abrigo. El dueño de la casa, que estaba a un metro de ahí, trataba de arrastrarlo y lo increpaba porque estaba frente a su hogar. Llegué contando esto a mi trabajo y nadie se inmutó porque es común. 😮
  • En las cuñas tomadas en exteriores a los entrevistados, se escucha el viento. Le comenté esto al alcalde y me dijo que le ponga un guante al micrófono (en la foto sale mi mano sosteniendo mi celular que tiene un pingüino jeje… fue el día en el que el edil me hizo la recomendación jeje). 😋
  • Los pasos de cebra los respetan y uno puede cruzar con tranquilidad.
  • Un día salí a reportear sin gorro y me dolieron los oídos con el viento tan helado (esa sensación creo que no la tenía desde que era chica). Me tuve que poner el gorro de la parka, jeje.
  • Extraño un kilo a mi gente.
  • Cada día amo más a mi Francisco.